HAMPA CON UNIFORME – 2 funcionarios de la GNB intentaron robar a un joven en el Metro de Caracas

Dos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) intentaron robar a Samuel Hernández, de 22 años, en el andén de la estación Dos Caminos del sistema Metro de Caracas.

En ese sentido, el joven contó a El Nacional que uno de los funcionarios se acercó a él con la excusa de estar “requisando”.

“Yo pensaba que era una revisión normal, pero luego me di cuenta de que no era así: Me botó al piso varias cosas que tenía en el bolso”, dijo.

De igual forma, acotó que el guardia se percató de que Hernández tenía su teléfono escondido en la cintura y se lo pidió para revisarle el código IMEI y confirmar que el equipo no era robado.

Ante esta petición, el joven se resistió a entregar su equipo y se dirigió a un sitio más iluminado y con mayor afluencia, pero el funcionario lo siguió, lo sometió y comenzó a hablarle en tono amenazante.

“¡Quédate quieto! ¡Quédate quieto porque te estoy revisando!”, le advertía a Hernández.

Asimismo, el joven detalló que el otro funcionario se acercó a ellos cuando notó que trataba de evitar que le revisaran su equipo celular.

“¿Por qué te pones nervioso? ¿Qué es lo que estás ocultando?”, preguntaba mientras ambos lo empujaban y propiciaban golpes en los brazos.

Sin embargo, Hernández empezó a gritar para llamar la atención de los usuarios, aunque nadie intervino en la situación. Los funcionarios le exigieron que entrara en la caseta de la estación, pero el joven se resistió porque “no había motivos”.

La única forma de que yo entre es que esté un operador. No hay motivos para que me agredan”, les explicó a los funcionarios.

No obstante, lo empujaron y le propinaron más golpes en el brazo hasta que llegó un trabajador del Metro e ingresaron a la caseta. Una vez ahí, le pidieron los documentos de identidad. Agregó que había un tercer funcionario dentro.

“Yo te hubiese caído a coñazos si hubiese sido yo”, expresó el tercer guardia.

Además, detalló que los dos agresores salieron de la caseta con su cédula y lo dejaron con el tercer funcionario y el trabajado del metro.

De igual forma, confesó que aprovechó la ocasión para salirse de los grupos de WhatsApp en su celular para “evitar” que empeorara la situación.

Por último, indicó que estuvo 10 minutos aproximadamente dentro de la caseta hasta que los funcionarios entraron, le regresaron su cédula y le pidieron que se fuera.

“No sé qué pasó. Me golpearon sin razón, nunca entendí por qué querían mi teléfono. No me han vuelto a requisar y no quiero que suceda, porque esa fue una mala experiencia”, concluyó.

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte